Se acercaban los seis meses y por lo tanto, la alimentación complementaria. Ya habíamos descartado darle cereales industriales y estábamos investigando como preparar harinas o cereales naturales cuando vimos este video del pediatra Carlos González, fue totalmente revelador. “Hay gente que cree erróneamente que el motivo de la alimentación complementaria es que, a partir de cierta edad, la leche materna (o fórmula) ya no alimenta suficiente y hay que darle cosas mejores, es justo al revés, a partir de los seis meses, quizás un poco antes, pueden soportar una comida peor.”

¡Nosotros pensábamos eso! Creíamos que ya no bastaba con la leche y que a partir de los seis meses necesitaban más nutrientes. Gran error. Viendo el video dimos cuenta lo poco que sabíamos del tema y de que íbamos a seguir al rebaño “haciendo lo que se ha hecho toda la vida” sin preguntarnos siquiera si tenía sentido o no.

El planteamiento de que la alimentación complementaria de un bebé a partir de los seis meses no es una cuestión de nutrición sino una cuestión de educación y el dato de que la leche materna tiene más grasa, por lo tanto, más calorías, que un plato de carne con verduras fueron claves para darnos cuenta de que lo importante no era que nuestro bebé comiera, sino que aprendiera a comer y disfrutara el proceso de aprendizaje. Fue entonces cuando decidimos que íbamos a aplicar el baby Led weaning y aunque ensuciáramos mucho, valdría la pena y así ha sido.

Alimentación complementaria libre de papillas o Baby Led Weaning (BLW)
Compartir en:
Etiquetado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies